Componentes físicos de una red

Componentes físicos de una red

Componentes físicos de una red

Es útil conocer todos los componentes físicos que encontramos en una red. Dentro, encontrarás cuáles son y cuál es su función.

Dentro de una red, existen diversos componentes que cumplen su cometido para que podamos conectarnos a Internet sin problemas. Muchas veces, nos preguntamos ¿Cómo será posible? Pues bien, vamos a explicaros qué componentes físicos son clave para hacer funcionar una red.

Índice de contenidos

Tarjeta de red o adaptador de red

Antiguamente, la tarjeta de red era una tarjeta de expansión PCI que se instalaba en nuestra placa base. De este modo, disponía de puerto RJ45, ya que la placa base del equipo no la tenía integrada. Por este motivo, se le denomina tarjeta de red (Network Interface Card).

Actualmente, la encontramos integrada en las placas base, disponiendo éstas de su propio puerto ethernet RJ45 o de conexión Wi-Fi. La tarjeta de red es esencial porque posibilita que diferentes dispositivos se conecten entre sí, compartiendo recursos.

Es el primer componente físico que se nos viene a la cabeza por su importancia, debido a que sin él nuestro PC no podría conectarse a Internet. Las marcas de tarjetas de red que más solemos ver son de Realtek, Gigabit o, incluso, Microsoft.

Aunque ahora vengan integradas, se sigue pudiendo comprar una tarjeta de red. Normalmente, suelen ser tarjetas de red con conexión Wi-Fi, proporcionando al equipo la conexión inalámbrica. Frecuentemente, se dan en sobremesas, ya que los portátiles disponen de serie de esta posibilidad. Por otro lado, existen tarjetas de red más potentes que las que traen las placas.

¿Y el módem? Se trata de un dispositivo cuya labor es doble: modular y demodular la señal. Básicamente, nos conecta a nuestra operadora (ISP), que es quien nos provee la conexión. El módem se encarga de transformar la señal ISP en una señal digital para enviarla al PC/smartphone/tablet/TV.

Cables

Componentes físicos de una red

Hacemos referencia a todo el cableado que vemos en una red. Sin duda, es un componente clave y nos interesa ahondar en el medio de transmisión, como en la topología. Por un lado, el tipo de medio de transmisión tiene que ver con el rendimiento de la red, ya que marca las velocidades de conexión y ancho de banda.

En el caso de la topología, va relacionada con la seguridad de la red, los protocolos o el coste de instalación. Los cables de red que más encontramos son los siguientes:

Router

Visualmente, casi todos sabemos cómo es un router. Sin embargo, muy pocos saben que es uno de los componentes físicos de la red más importantes. En resumidas cuentas, es un periférico que envía paquetes de datos a los dispositivos conectados, como recibe paquetes de éstos.

A pesar de lo que muchos creen, el router está conectado al módem, no a Internet. La idea del router es poder distribuir la señal a varios dispositivos porque tiene varios puertos y conexión inalámbrica.

Los routers más modernos son los «módem-router«, el 2 en 1. De esta manera, el dispositivo interpreta la señal, la modula/desmodula y la envía/recibe a los dispositivos. También, dependerá del modelo de router que la operadora nos proporcione. Veréis que muchos traen la doble banda 5G y 2.5G; ahora, llega el Wi-Fi 6.

Estos componentes se han ido actualizando con el paso del tiempo e incorporan muchas tecnologías interesantes. La seguridad y la conexión inalámbrica han sido objeto de diversas actualizaciones en estos dispositivos.

PLC o repetidor Wi-Fi

También llamados «extensores de red«, son dispositivos que se conectan a un enchufe y que tienen un objetivo claro: ampliar la cobertura Wi-Fi que ofrece el router. Su instalación no es difícil y los beneficios son claros: proporcionar conexión Wi-Fi a aquellos lugares de nuestra casa en los que la cobertura es insuficiente.

El repetidor Wi-Fi tiene su propio software, por lo que tenemos que configurarlo para que éste se conecte a nuestro router, actuando de puente para nosotros. Funciona de la siguiente manera:

Por otro lado, el PLC (Power Line Comunications) es un extensor que transmite la señal por los cables eléctricos de nuestra casa para ampliar la red Wi-Fi. Dicho esto, los repetidores son más usados porque no dependen de tener un buen cableado eléctrico y son más fáciles de instalar.

¿Todo son ventajas? Como todo, hay inconvenientes. Principalmente, la latencia que obtenemos tras conectarnos a un repetidor. El cometido principal lo cumple a rajatabla: extender la señal Wi-Fi del router a más sitios. No obstante, espero que no tengáis de jugar a videojuegos multiplayer porque la latencia es bastante alta.

Por último, es importante que elijáis un buen repetidor porque no todos son igual de potentes. Además, es posible que necesitéis varios repetidores si vuestra casa es muy grande.

Esperamos que esta información os haya sido de ayuda y hayáis aprendido son los componentes físicos de una red. Si tenéis alguna duda, comentad abajo y os responderemos en breve.

Te recomendamos los mejores repetidores Wi-Fi

¿Conocíais todos los elementos físicos de red? ¿Utilizáis PLC o repetidores?

Artículos relacionados

AVM FRITZ!Box 4060: Análisis router WIFi 6 tribanda y puerto 2.5G
AVM FRITZ!Box 4060: Análisis router WIFi 6 tribanda y puerto 2.5G
¿Quels Sont Les Avantantages du Magasin Evpad?
¿Quels Sont Les Avantantages du Magasin Evpad?
Dónde colocar y cómo configurar correctamente un repetidor WiFi
Dónde colocar y cómo configurar correctamente un repetidor WiFi
La “revolución judicial” de Maduro - El Carabobeño
La “revolución judicial” de Maduro - El Carabobeño