Prueba Bentley Bentayga Hybrid: Lujoso, confortable y ¿eficiente?

Prueba Bentley Bentayga Hybrid: Lujoso, confortable y ¿eficiente?

Prueba Bentley Bentayga Hybrid: Lujoso, confortable y ¿eficiente?

Hoy no vamos a probar su versión más prestacional, que viene acompañada por un motor W12, ni tampoco la más veterana de la gama, como tampoco la más orientada a una conducción deportiva. El compañero de viajes que tenemos con nosotros en esta jornada se llama Bentley Bentayga Hybrid, de manera que estamos ante la representación más eficiente del lujoso SUV británico, un vehículo que se ha renovado recientemente para tratar de conquistar a todos esos bolsillos a los que no les importa pagar una importante cantidad de dinero a cambio de disfrutar de viajes cómodos y relajados envueltos en una atmósfera de opulencia. ¿Será está versión híbrida enchufable tan eficiente como promete? Vamos a descubrirlo.

Christian Colmenero

Recién actualizado

Asentado sobre la plataforma MLB Evo del Grupo Volkswagen, la misma que los Audi Q7, Lamborghini Urus, Porsche Cayenne o VW Touareg, el primer todocamino de Bentley es imponente y no solo lo decimos por su llamativa imagen, sino por sus dimensiones pues estamos ante un vehículo que mide 5,14 metros de largo por 1,99 de ancho y 1,72 de alto, con una distancia entre ejes de 2,99 metros. La vía trasera ha ganado 20 milímetros, mientras que su suspensión neumática y los amortiguadores de dureza variable se conservan, así como unas barras estabilizadoras activas alimentadas por una red eléctrica de 48 voltios.

Christian Colmenero

La actualización propuesta por Bentley no introduce grandes cambios en lo que a estética se refiere ya que cualquiera podría distinguir a este coche como un Bentayga, aunque eso no impide que haya algunos elementos de nueva factura como, por ejemplo, los grupos ópticos delanteros, que presumen de 82 ledes en cada faro, su espectacular parrilla frontal de aspecto cromado y unos paragolpes delanteros más llamativos, que incluyen diferentes tomas de aire tanto en la parte central como en el lateral. Pero, sin duda, el cambio más importante lo encontramos en la zaga en forma de un portón que ahora abarco toda la anchura del vehículo, así como unos pilotos de forma ovalada. Las llantas, por su parte, son de 21 pulgadas y van acompañadas de unos neumáticos Pirelli de invierno en medidas 285/45 en ambos ejes.

Christian Colmenero

Derroche de artesanía y calidad

De puertas para dentro el Bentayga derrocha calidad y artesanía por cada rincón y su salpicadero ahora presenta algún que otro cambio importante en la zona central ya que las salidas de ventilación ya no son redondas, el característico reloj, firmado por Breitling, también es diferente, mientras que el sistema multimedia es completamente nuevo. Este se apoya en una pantalla táctil de 10,9 pulgadas que ofrece una respuesta rápida y una resolución elevada, con un sistema de navegación que ofrece imágenes por satélite. Además, aquellos usuarios que dispongan de un smartphone con sistema Android ya podrán conectarlo a su Bentayga, con cable eso sí, mientras que la conectividad con Apple CarPlay es inalámbrica.

Christian Colmenero

Los mandos del climatizador también cambian y lo mismo ocurre con los materiales decorativos, los paneles de las puertas y un cuadro de instrumentos completamente digital de fácil lectura. El volante me parece una maravilla tanto por su diseño como por el grosor del aro, mientras que los asientos recogen el cuerpo de forma notable y ofrecen un grado de confort elevado. También cabe destacar que prácticamente todas las superficies están tapizadas con un cuero de alta calidad y que decir de estas alfombrillas en piel de borrego, simplemente espectaculares, aunque eso sí, muy fáciles de ensuciar.

Prueba Bentley Bentayga Hybrid: Lujoso, confortable y ¿eficiente?

Ya en las plazas traseras nos encontramos con unos cómodos asientos ventilados que ofrecen una mayor regulación, nuevamente el cuero hace acto de presencia y el espacio del que disponemos para las piernas aumenta en hasta 10 centímetros en función de la posición del asiento. Como se puede ver dispongo de un buen margen desde el techo hasta mi cabeza y lo mismo ocurre a la hora de viajar con otros ocupantes, pues los 2 metros de anchura del vehículo se dejan notar, y mucho. En la consola central contamos con dos tomas USB del tipo C, aireadores y una pantalla de cinco pulgadas desde la que se pueden manejar algunas funciones del equipo multimedia o consultar información sobre el viaje.

Christian ColmeneroChristian Colmenero

El maletero de esta versión híbrida ofrece 480 litros de capacidad, ampliables hasta los 1.770 si se abaten los asientos posteriores. Gozamos de un espacio generoso, con superficies uniformes y con la posibilidad de bajar la altura del vehículo para facilitarnos el trabajo a la hora de cargar bultos, pero no nos ha gustado nada el hecho de que los cables de carga no dispongan de un apartado específico para guardarlos ya que su presencia resta un espacio importante, aunque no tan grande como el que ocupa una rueda de repuesto que tampoco goza de un lugar para su almacenaje, de manera que tendremos que llevarla junto a los citados maletines de carga completamente expuestos.

Christian Colmenero

Rodar refinado

Ya hemos comentado que esta no es la versión más dinámica de la gama, título que le corresponde al Bentayga S, pero eso no quita para que este SUV de 2,6 toneladas se las arregle notablemente para lidiar tanto con las rectas como con las curvas. En vías rápidas, sale a relucir el excelente trabajo de insonorización realizado por la marca inglesa, con un confort de marcha muy destacado y una calidad de rodadura sobresaliente, ingredientes que uno desearía a la hora de afrontar largos viajes por carretera. En tramos revirados el SUV inglés se apoya tanto en la suspensión adaptativa como en sus barras estabilizadoras activas para camuflar bastante bien todo ese peso, aunque las inercias siempre están presentes si uno practica una conducción deportiva. No obstante, esta variante no se ha diseñado para priorizar el dinamismo sino la eficiencia.

Christian Colmenero

De eso se encarga un sistema de propulsión que está compuesto por un motor térmico de gasolina y otro eléctrico. El primero es un V6 turboalimentado de 3.0 litros, que desarrolla 340 caballos de potencia y un par máximo de 450 Nm, pero que al recibir la ayuda de la unidad síncrona de imanes permanentes y 94 kW experimenta una mejora notable en sus cifras pues pasa a desarrollar 449 CV y 700 Nm. En la práctica eso se traduce en una mecánica que nos permite circular muy calmados siempre y cuando no seamos incisivos con el acelerador, pero cuando lo somos recibimos una respuesta bastante contundente que viene acompañada por un sonido muy agradable del V6. El motor se siente muy lleno en todo el rango, empujando con mucha determinación desde abajo y solo si somos cautelosos con el pie derecho conseguiremos unos consumos más o menos razonables.

Christian Colmenero

En este sentido, es de vital importancia tener la batería cargada, ya que de lo contrario será bastante habitual encontrarse con unas cifras cercanas a los 12 litros cada 100 kilómetros, y eso sin ser muy exigentes con el acelerador. Tanto en este coche como en la mayoría de vehículos híbridos, se antoja esencial disponer de un cargador ya sea en casa o en el trabajo donde poder conectar nuestro Bentayga para poder cubrir los desplazamientos cotidianos aprovechando al máximo la energía eléctrica del paquete de baterías de iones de litio. De no ser así, no tendría mucho sentido decantarse por esta versión ya que añade peso, resta maletero y sus consumos no estarán muy alejados del V8.

Tanto en dicha variante como en esta híbrida la caja de cambios utilizada es automática de ocho velocidades por convertidor de par. Reparte toda la energía entre los dos ejes y su respuesta varía en función del modo de conducción elegido, obteniendo sus máximas prestaciones en el programa Sport pues los cambios de marcha se producen a un régimen más elevado y es entonces cuando descubrimos que las ordenes recibidas por las levas ubicadas tras el volante no son acatadas directamente, sino que trascurren unos instantes hasta que se materializan. Esto solo ocurre cuando le pedimos lo máximo al Bentayga Hybrid, por lo que en una conducción tranquila o a un ritmo elevado, pero sin llegar al límite, su trabajo es muy notable, lleno de suavidad.

Christian Colmenero

La otra gran protagonista del sistema de propulsión de este modelo es una batería de iones de litio con una capacidad de 17,3 kWh, ubicada en la parte trasera del Bentayga. Se puede recargar completamente en unas dos horas y media, siempre y cuando se trabaje con potencias de carga de 7,2 kW, que es lo máximo que admite el cargador de a bordo del coche, y la autonomía máxima que proporciona es de 40 kilómetros, aunque en la práctica se pierde algún que otro kilómetro por el camino. Si el conductor ve que su nivel de carga es insuficiente, puede activar el modo Sport para reponerla a costa, eso sí, de consumir un plus de combustible.

¿Una compra acertada?

Por extraño que pueda parecer, conducir un Bentley no tiene nada de especial, al menos en este caso, más allá de todo ese lujo inherente a la marca que no puede ser despreciado y una estética que consigue retorcer cabezas en cada calle y solo el silencio de marcha de su sistema híbrido logra disimular nuestra presencia. Después de todo estamos ante una versión en la que no prima el dinamismo, sino la eficiencia, aunque eso no impide para que este vehículo exhiba un comportamiento en curvas rápidas ejemplar y una calidad de rodadura realmente brillante, con una suspensión que trabaja a las mil maravillas para camuflar sus más de 2,5 toneladas llenas de opulencia. Su precio hará que algunos miren hacia la competencia, y lo entenderíamos perfectamente, aunque claro está, no podrán presumir de tener un Bentley en su garaje.

Christian Colmenero

Tras culminar nuestra prueba nos queda claro que el Bentley Bentayga Hybrid puede ser muy interesante siempre y cuando el comprador tenga la posibilidad de recargar su batería de iones de litio cuando lo necesite, ya sea en casa o en el trabajo, beneficiándose así de unos consumos relativamente bajos con unos niveles de lujo y confort sobresalientes, sin descuidar las prestaciones. De lo contrario, esta versión híbrida enchufable perdería su gracia y lo más sensato sería pensar en el resto de opciones de la familia. Aunque claro, si estás dispuesto a pagar los 201.000 euros desde los que parte esta variante, ¿te vas a preocupar por el consumo?

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

Artículos relacionados

AVM FRITZ!Box 4060: Análisis router WIFi 6 tribanda y puerto 2.5G
AVM FRITZ!Box 4060: Análisis router WIFi 6 tribanda y puerto 2.5G
¿Quels Sont Les Avantantages du Magasin Evpad?
¿Quels Sont Les Avantantages du Magasin Evpad?
La “revolución judicial” de Maduro - El Carabobeño
La “revolución judicial” de Maduro - El Carabobeño
Dónde colocar y cómo configurar correctamente un repetidor WiFi
Dónde colocar y cómo configurar correctamente un repetidor WiFi